CONSULTORA ALOMON PREPARA UN INFORME SOBRE LA IDONEIDAD DEL SOTERRAMIENTO DE UN TRAMO DEL METRO DE MÁLAGA

Consultora Alomon ha elaborado un informe para la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía que justifica la idoneidad del soterramiento de la línea de Metro de Málaga hasta el Hospital Civil. La Administración regional suscribió en abril de 2020 un contrato con esta consultora para redactar un informe justificando “dejar sin efecto la licitación” de 2018, que contemplaba la obra de prolongación del Metro en superficie.

Según el informe de Consultora Alomon, la “experiencia previa” conocida en el Metro de Málaga permite concluir “que en los casos de ámbitos urbanos consolidados se ha optado por la construcción del tramo soterrado”. Aunque hay trazados en los que se contempla la solución en superficie ya que las dimensiones del viario, la tipología de trama urbana y la escasa densidad de población lo permiten.

Para la elaboración de dicho informe, se ha analizado no solo la situación de Málaga, sino la de otras ciudades como Sevilla, Barcelona, Alicante, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Atenas, Toulouse, Rouen, Brescia y Rennes. “En ellas puede verse que, en los tramos por entornos urbanos consolidados, predominan los trazados soterrados y que, en las ciudades donde se optó inicialmente por soluciones en superficie, se está corrigiendo el criterio con posterioridad”, añade.

Desde el trabajo realizado por Consultora Alomon se esbozan otras razones como menor afectación en las actividades del complejo hospitalario y la accesibilidad universal del viario, al tiempo que provoca un menor efecto barrera, en especial en el tramo en transición en la calle Hilera, “donde se produciría una brecha infranqueable de 140 metros de longitud”.

Técnicamente, la solución soterrada permite vencer dos problemas de la solución en superficie: la coincidencia de la subida de la rampa desde el tramo soterrado hasta el tramo en superficie en la calle Hilera con la curva cerrada de la calle Santa Elena y la pendiente detectada en la calle Eugenio Gross con Camino de Suárez.

“Esto permite reducir la energía de tracción necesaria y reduce el desgaste de los carriles, lo que se traduce en un menor coste de mantenimiento de vía”, se afirma. A ello se suma la regularidad de trazado y su reserva completa de infraestructura, mejorando la velocidad comercial.

También se pone en valor su menor afectación sobre el número de plazas de aparcamiento, generando, incluso, “la oportunidad de incrementar el número de plazas de aparcamiento subterráneas en el primer nivel subterráneo”, y menor ruido e impacto visual.

Otra de las razones de peso es el menor impacto sobre el tráfico rodado y el transporte público. “Esto es particularmente importante en las calles Eugenio Gross y Blas de Lezo por su importancia como eje vertebrador de las relaciones Norte-Sur”, se precisa.

 

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.